Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Rutas históricas

Volver al listado

Ruta histórica por Ibiza y Formentera. Mucho más que sol y playas

Desde el siglo XII a.C. el Mediterráneo fue poco a poco dominado por los fenicios, pueblo marinero por excelencia que surcaba el mar desarrollando sus actividades comerciales.

Provienen de Fenicia, estado compuesto por varios pueblos de Oriente Medio (Tiro, Arados, Biblos, Berytos, Sidón), lo que hoy es el Líbano. 

Este pueblo estaba obligado a desarrollarse de forma natural a través del mar, pues por tierra le rodeaban imperios poderosos, como el asirio, el hitita, el egipcio, etc. Este echo les obliga a construir naves, lo que les lleva a ser grandes expertos en la navegación y capacitados para realizar grandes distancias.

 

Además al ser grandes artesanos y comerciantes, crean una serie de rutas comerciales vendiendo los productos de lujo fabricados por sus artesanos cambiándolos por materias primas. De España obtenían la plata, el plomo y el estaño, de Egipto el trigo y el lino, de Israel los bálamos, de Anatolia los caballos, de Grecia el aceite, de África los esclavos y el marfil, etc... Sirven, incluso, de intermediarios para comprar y vender productos de otras culturas. Esto sumado a su afán de aventura les permitirá expandirse a lo largo y ancho del Mediterráneo, estableciendo una serie de factorías repartidas por todas sus costas. Muchas de estas factorías se enclavan en islas cercanas a la costa que pudieran defenderse con facilidad, como son las islas de Ibiza (Eivissa) y Formentera. Ambas denominadas en la antigüedad, junto con las pequeñas islas de alrededor, Islas Pitiusas, nombre que en griego significaba «abundantes en pinos».

 

A su vez Grecia, antes del siglo VIII a.C. es una gran civilización, que compite en la comercialización con Europa, con los fenicios, por ello aparecen en estos enclaves los cartagineses conjuntamente con los fenicios.H