Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

El profesor nos cuenta

Ir al Profesor nos cuenta

Fin de la Dictadura de Franco. Comienza la Democracia

DATOS DE INTERÉS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Tras la muerte del general Franco el 20 de noviembre de 1975, una nueva etapa se abre en España. Es el momento de aunar fuerzas y entre todos los partidos y pensamientos, crear las condiciones necesarias para tener un buen entendimiento entre todas las fuerzas, cediendo en algo todas ellas. Se abre una nueva España con la Democracia como telón de fondo.

El rey Juan Carlos I ya es el nuevo Jefe del Estado y tras varias reuniones con los candidatos para la Presidencia de España, Adolfo Suárez será nombrado presidente del Gobierno el 3 de julio de 1976, para desmontar las estructuras franquistas, que constreñía todo el Estado.

Adolfo Suárez pasará a la Historia por ser el presidente que consigue pactar con todos los partidos políticos, incluido el Partido Comunista, que se legalizó, y llevar a cabo una transición política inmejorable. Las encuestas que manejaba Suárez con este escollo de la legalización le daban la mayoría. Sólo había que convencer a Santiago Carrillo, líder del Partido Comunista, a que aceptara las condiciones de esa legalización, y controlar a los estamentos militares, decididios a dar un golpe de Estado, para que aceptaran dicha resolución, por el bien de la Democracia.
A pesar de las reticencias de la militancia comunista (PCE), Carrillo aceptaría el orden establecido, así como la monarquía y la bandera nacional, es decir apostaba por la unidad de España. La cuestión no era Monarquía o República, sino dictadura o democracia.


Desde el año 1936 no se celebraban en España unas elecciones generales libres. Fue el 15 de junio de 1977 cuando se llevan a cabo por primera vez. Adolfo Suárez sale reelegido al frente de la coalición de centro Unión de Centro Democrático, UCD formado por políticos con una estrecha relación con Suárez, que se había cosechado a lo largo de su carrera política.

Poco después, en 1978 se aprueba la Constitución Española por Las Cortes en sesiones plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado celebradas el 31 de octubre de 1978 y se ratifica por el pueblo español en referéndum de 6 de diciembre de 1978. Por fin se puede pasar página a todo aquello que suena a franquismo.

La Transición fue posible entre otras razones por los cambios económicos y sociales que España experimenta desde los años sesenta, por como se establece en el contexto internacional, por la sucesión del dictador a favor de Juan Carlos I, estableciéndose la monarquía y por la buena voluntad de las fuerzas políticas en impulsar un nuevo comienzo colectivo en el país, convirtiéndolo en progesista y con una democracia plena.

La reinvención de la Democracia fue la gran obra histórica del pensamiento liberal y democrático español. Una democracia constitucional, Monárquica parlamentaria como forma de gobierno, Estado social de derecho que propugna como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, Estado de las autonomías con nacionalidades y regiones y que la soberanía nacional reside en el pueblo. Una democracia que sigue siendo vigente y que dio respuesta al gran problema político de la España contemporánea.H

 

 

Historialia.