Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

El profesor nos cuenta

Ir al Profesor nos cuenta

La Edad de los Metales: Edad del Cobre. Calcolítico

DATOS DE INTERÉS

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

EDAD DEL COBRE o CALCOLÍTICO o ENEOLÍTICO

La Edad de los Metales comienza con la Edad del Cobre. Según los restos encontrados más antiguos pertenecientes a esta época, es en el territorio de Anatolia, entre los ríos Tigris y Eúfrates, donde comienza este tipo de Cultura, se estima que allá por el año 6.00 - 8.000 años a.C. Es evidente que dicha Cultura se va propagando de pueblos en pueblos y podemos decir que en Europa y la península Ibérica no llega hasta 3.000 o 4.000 años después.

En la península la Edad del Cobre está representada en Millares (Almería), en un yacimiento comprendido entre los años 2.500 y 1.900 a.C., preludio de esta Era de los Metales en la que el hombre comenzará a dominar la Tierra.

 

Con mucho esfuerzo y golpeando poco a poco las rocas con hachas de hueso y piedra, van sacando los metales que les servirán para hacer nuevas y más fuertes puntas de flecha, hachas, punzones, etc.  Al principio, se utilizaba el cobre en su estado natural, cobre nativo, pues desconocían los mecanismos por los cuales se podía fundir el mineral. Moldeaban las piezas con la técnica del martillado. De todas formas no abandonan la fabricación de útiles de piedra, pues todavía el sílex es más duro que este nuevo metal.

El cobre les hace ser más poderosos, es una fuente de poder y es fundamental obtenerlo y dominarlo.

 

Durante el período del Neolítico, los hornos se utilizaban para la fabricación de vasijas, la cerámica se hizo indispensable para transportar y almacenar los excedentes agrícolas. Con este desarrollo de la cerámica llegó la experimentación de los procesos metalúrgicos, comenzando a comprenderlos. El metal termina por fundirse haciéndose más maleable, consiguiendo de esta forma dominarlo.

Las poblaciones se van haciendo más complejas, las relaciones entre los individuos es más intensa. La magia, que ya había indicios en poblaciones más primitivas, se hace presente en estos grupos humanos y los rituales se llevan a cabo en los enterramientos de sus muertos. Con la cultura megalítica, aparecen los menhires, individuales o alineados, y los dólmenes, que son enterramientos funerarios colectivos. Los dólmenes están formados por grandes “cajas” de enormes lajas. En estos monumentos megalíticos aparecen símbolos que vienen a representar, aquellos conceptos que para ellos eran importantes, la fecundidad y la fertilidad.H

Historialia.