Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Ciudades con historia

Ir al mapa

Chinchón. Villa de Madrid

DATOS DE INTERÉS

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

A 45 kilómetros de Madrid se encuentra la villa de Chinchón en medio de la vega del río Tajuña.
La villa se caracteriza por sus balconadas de madera, sus callejuelas angostas, iglesias, conventos, ermitas y un castillo en el casco urbano. Por todo ello la localidad fue declarada Conjunto Histórico Artístico. Su plaza Mayor es una de las más pintorescas de Madrid y al visitante le transportan a una época medieval.

Entre sus monumentos importantes está el actual Parador y antiguo palacio de los condes de Chinchón, donde toma protagonismo la virreina de Perú, condesa de Chinchón, quienes  lo fundan en el siglo XVII. Más tarde, durante la Guerra de Sucesión Española, en el siglo XVIII, pasó a ser vivienda del archiduque Carlos, para terminar como Monasterio de los Agustinos.

La condesa, perteneciente a la casa de los Borbones, fue dueña del castillo (hoy en manos privadas: Destilerías de Anís), construido en el siglo XV y modelo-musa para Goya en el cuadro pintado por éste y que lleva su nombre.

La villa tiene un teatro, el de Lope de Vega de 1891, con un fantástico lienzo-telón con vistas y alegorías de la ciudad, obra de Luis Muriel, pintor de cámara de Alfonso XIII.

La Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción se asoma majestuosa a la plaza Mayor, data del siglo XVI, aunque se terminó en el XVII. Es una mezcla de estilos: gótico, plateresco, renacentista y barroco. En su interior luce un gran lienzo de Francisco de Goya, la Asunción de la Virgen, que donó a la Parroquia. Lo realiza en plena Guerra de la Independencia, en 1812. En este pueblo vivía un hermano de Goya, el clérigo Camilo, quien disfrutaba de un beneficio concedido por uno de los protectores del artista, el infante don Luis. A esta villa Goya venía con frecuencia, viviendo en la casa de su hermano, una casa situada cerca de la plaza Mayor. Además la frecuentaba para poder realizar el mejor retrato de Francisco de Goya y Lucientes, el de la Condesa de Chinchón.

En una de sus plazas, en la de Galaz, se inicia la Batalla de Chinchón frente a los franceses.

En 1499 en este lugar se llevaban a cabo ferias de ganado, Su plaza está soportalada y cerrada por construcciones de tres plantas y balcones de madera. En ella se representaban comedias, juegos de cañas, autos sacramentales y celebraciones taurinas.H