Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Monumentos históricos

Ir al mapa

Toros de Guisando, El Tiemblo. Ávila

DATOS DE INTERÉS

-Cómo llegar

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Los Toros de guisando son cuatro esculturas de toros, tallados en piedra granítica, de 2 metros y medio de longitud, cuyo origen se desconoce. Están situados en la provincia de Ávila limitando con Madrid, más concretamente en El Tiemblo. En el Cerro de Guisando, en la sierra de Gredos.

Su datación nos lleva al siglo II ó III a.C. Su origen todavía está en discusión. Se encuentran en un paso de la Cañada Real, paso estratégico de la Meseta Norte a la Meseta Sur por el ganado de la época, hoy en día en desuso. Cerca se encuentra una calzada prerromana y una necrópolis visigoda.

 

Su significado se asocia a un templo dedicado al dios Tauro, animal de gran fuerza, nobleza y virilidad, que se ha venerado a lo largo de la Historia en muchas Culturas; al mirar los cuatro toros al oeste, podrían indicar el cambio de estación por donde se oculta el sol en invierno; o podrían formar parte de la entrada de un centro de culto o centro sagrado. Hay quien los interpreta como símbolos protectores de los ganados.

 

En la península Ibérica el toro se ha representado desde tiempos paleolíticos, por lo que no es de extrañar que esculturas de estos animales sirvan de veneración.

 

Algunos autores sostienen que su autoría se debe a los vetones, pueblo ganadero asentado en la provincia de Ávila, que asumieron la cultura tartésica. O porqué no, los propios tartesos podían haber tallado los toros. El toro era un animal muy popular en la Cultura Tartesa, además su relación con los fenicios podría haber afianzado la importancia del toro como animal a venerar. Otro pueblo que influyó mucho en la cultura tartésica es la de los cartagineses, sacrificaban vidas humanas en adoración al toro. 

Tartessia vive su esplendor entre los siglos VIII y V a.C. y es gracias a la obtención del bronce, así como la extracción de oro y plata, lo que les hace importantes, pues dichos metales y su calidad son muy codiciados por los pueblos de las orillas del Oriente Próximo, concretamente Fenicia y Grecia.Por tanto cualquiera de estos pueblos podrían haber sido los autores de los toros de Guisando.

 

En este lugar se llevó la reunión de lo nobles coaligados para destronar a Enrique IV y proclamar heredera a la infanta Isabel, la futura reina de Castilla.H

 

Ampliar información>>