Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Reyes y jefes de Estado

Ir al mapa

Agila II

DATOS DE INTERÉS

TEMAS RELACIONADOS

-Witiza

-Don Rodrigo

-Reino Visigodo

-Tuy

-Provincia Bética

-Batalla de Guadalete

-Tariq

-Califas Omeyas de Damasco

-Ardón

-Égica

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Conocemos muy poco acerca del reinado de Agila. Hijo del Rey Witiza, fue asociado al trono por su padre alrededor del 708. Reinaron conjuntamente hasta el 710 en que murió este y tomó posesión del trono. La problemática residió en que el hijo menor de Witiza era tan solo un niño en el momento de ascender al trono y desde un principio contó con la oposición de cierta parte de la nobleza, que se vio representada en la figura de Don Rodrigo, que estando así la situación se auto legitimó para acceder al trono. Aunque Agila accedió al trono como Rey de la totalidad del reino Visigodo,  este solo controlaba la parte norte de la península, con la capital en Tuy y Don Rodrigo, duque de la provincia de la Bética, controlaba la parte sur. Cuando los nobles que apoyaban a Don Rodrigo, opositores de Agila, le erigieron Rey del trono Visigodo en Toledo, el enfrentamiento entre ambos bandos era inevitable.

El desenlace se saldó con la llegada de los musulmanes a la Península Ibérica, su victoria en la batalla de Guadalete y la muerte de Don Rodrigo en el año 711. Cuando Agila reclamó el trono visigodo para sí y para sus partidarios, Tariq, comandante musulmán que participó en dicha batalla de Guadalete, le remitió al Califa de Damasco, que fue quien decidió finalmente lo que  ocurrió con el reino Visigodo.

En el 712 Agila tuvo que partir en largo viaje hacia Damasco para rendir cuentas al Califa dejando la península huérfana de un líder político y al mando de los musulmanes. Hacia el año 714 se supo en la península que Agila había renunciado al trono visigodo y los nobles que le habían apoyado en la lucha, tuvieron que elegir Rey, este sería Ardón, último Rey del pueblo Visigodo.
Al regreso de Agila a la Península se le instauró como Rey de una provincia del norte de los restos del reino Visigodo, seguramente cerca de Tuy, en territorio Suevo, donde habían reinado su padre y su abuelo, Egica, hasta que en el año 716 le llegó la muerte.