Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

El Baúl de la Historia

Volver al listado

ARTE. Vuelta al orden. Retorno a la belleza

DATOS DE INTERÉS

TEMAS RELACIONADOS

PARA SABER MÁS

Un poco de historia

Al terminar la Primera Guerra Mundial, los artistas europeos tienen la necesidad de olvidar tanta barbarie y sufrimiento y vuelven a un estilo más ordenado, donde prima la belleza. Es lo que se llama  <la vuelta al orden>.  Se trata de buscar una nueva modernidad recuperando la figuración. Una mirada al pasado buscando la belleza a través de los géneros artísticos tradicionales. En este movimiento Italia adquiere mucho protagonismo.
En esta mirada al pasado las formas y los temas se reinterpretan con un lenguaje más moderno. En países como Estados Unidos, México o Brasil, se inspiraron en las tendencias europeas, a pesar de no haber sufrido esa posguerra.
Este nuevo realismo ya lo contemplaban artistas como Picasso, Derain o Hopper en América, antes de la propia guerra, abandonando el cubismo y el futurismo.
Incluso Giorgio de Chirico, hacia 1910, ya incorporaba en sus obras elementos clásicos, como columnas, estatuas o arcadas que generaban escenas estáticas, semivacías, creando la sensación de un “parón” del tiempo. Estas pinturas metafísicas, que abordaba la idea del significado que los objetos tienen por sí mismos, fueron la base para desarrollar en Italia y en otros países, ese realismo mágico y el Novecento.
Muchos otros artistas de esta época, hicieron énfasis hacia la transición pictórica con un lenguaje clásico, declarando su oposición al cubismo y al futurismo.

Este Movimiento llamado la <vuelta al orden> se fundo oficialmente en 1922 en Milán, Italia y su difusión internacional se llevó a a cabo a través de la revista Valori Plastici. Pero a finales de la década este Movimiento fue decayendo, quedando prácticamente disuelto a principio de los años 30.

Los temas recurrentes fueron los retratos y la figura humana (maternidad,  infancia o edades de la vida). Las características básicas eran un dibujo perfecto pero sintetizando la forma, usando la línea y el volumen para dar un aspecto sereno e incorporando elementos como ventanas, cortinajes y cornisas o suelos cuadriculados a modo de damero.
Los paisajes también se trataron, pero dotándoles de esa sensación de vacío que influenció de Chirico. Paisajes donde parece que el tiempo se ha congelado para siempre.
Por último el bodegón también es notorio en este movimiento, al contrario del cubismo, aquí se recupera el orden de los objetos, pero plasmando minuciosamente la geometría y los volúmenes que habían propuesto Cézanne y los cubistas. Estos bodegones son bodegones enigmáticos, metafísicos. Combinan vasijas con libros y frutas.

Algunos autores de esta época: Gianfilipo Usellini, Massimo Campigli, Carlo Carrà, Giorgio de Chirico, Alberto Savino, Antonio Donghi, Ubaldo Oppi, Mario Sironi, Gino Severini, Giorgio Morandi Cagnaccio de San Pietro,...H