Kárakatúa

Síguenos en

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

El Baúl de la Historia

Volver al listado

1804 El tesoro de la Mercedes

DATOS DE INTERÉS

PARA SABER MÁS

 

NOVELA:

"Las dos vidas del Capitán"

Mari Pau Domínguez

Editorial Grijalbo

 

Un poco de historia

''La Medea", "La Clara", "La Fama" y "La Mercedes" eran las cuatro fragatas con una misión especial: recoger y custodiar monedas de oro en El Callao y Montevideo hasta España.

Desde el catalejo el vigía visualiza las costas de Cádiz. Queda poco para culminar la misión.

La inteligencia británica avisa a su flota del importante cargamento que trasporta la flota española y le ordena que espere en la zona hasta avistar a la comisión por el horizonte. Hay que decir que en aquella época España y Francia salen de una guerra y pactan sus rencillas declarando España la guerra a Gran Bretaña unos meses después bajo presión de Napoleón, el 14 de diciembre de 1804, finalizando para España con la desastrosa batalla de Trafalgar.

Aunque fueran tiempos de paz, la tensión del momento, propicia el ataque a dicha flota española, pidiendo la rendición del brigadier D. José Bustamante al mando de “Santa María de la Mercedes”, que a pesar del cansancio de la travesía por parte de la tripulación y las altas fiebres de varios marineros, se negó rotundamente.

Acto seguido y sabiendo que los navíos ingleses eran mejores, logran derrotar con facilidad a la flota española haciendo saltar por los aires a “La Mercedes” y salvándose solo 50 personas de las 289 que iban en el barco. 

El impacto de un obús lanzado por la flota inglesa en la santabárbara de La Mercedes y la existencia de pólvora allí almacenada, hace que explote y que salte por los aires la fragata, hundiéndose en el mar en pocos minutos.

Se da la circunstancia de que el político y militar D. Diego de Alvear, después de varios años de estancia en el virreinato del Río de Plata y acumular una gran fortuna, aprovechaba el viaje para trasladarse a España con su mujer y sus ocho hijos, acomodándose en La Mercedes. La oportuna enfermedad del segundo comandante de La Medea, Diego de Ugarte, hace que Diego de Alvear, le sustituyera en el puesto e hiciera la travesía apartado de su familia. Con lo sucedido el comandante Diego Alvear, desde otro navío, vio cómo la fragata española explotaba tras el ataque inglés llevándose consigo a su esposa, a siete de sus ocho hijos y toda su fortuna.

Las otras tres fragatas escoltas, Medea, Fama y Santa Clara, a pesar de su intento de huida, hubieron de rendirse al Comodoro Graham Moore que ordenó su traslado al puerto de Gosport (Inglaterra) con su abundante botín. El escritor español Benito Pérez Galdós describe este pasaje en Trafalgar, primera entrega de los Episodios Nacionales.

Esto ocurría el 5 de octubre de 1804, durante la llamada Batalla del Cabo de Santa María, en la costa portuguesa del Algarbe. 

El tesoro, que consta de monedas, la mayor parte de ocho reales de plata y un lote de oro de piezas de ocho escudos, fueron emitidas entre finales del siglo XVIII y principios del XIX. Época de los Borbones Carlos III y Calos IV, de los virreinatos americanos, en las Reales Casas de Moneda de Lima, Potosí, Popayán y Santiago de Chile.

En total una carga de17 toneladas de monedas que el pecio español transportaba y que fueron rescatadas de las profundidades en 2007 por la empresa cazatesoros norteamericana Odyssey Marine y que gracias a toda la documentación presentada para avalar la pertenencia al Estado Español y ganar la batalla legal, hoy en día se ha finalizando la misión del traslado a España de ese cargamento, por lo que por fin se puede decir que para estos marineros que perecieron, la misión está cumplida.

El Museo Nacional de Arqueología Subacuática, ARQUA (Cartagena), alberga de forma permanente el tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes.H

 

 

España es el país que tiene más patrimonio arqueológico subacuático de todo el mundo. Se calcula que varios miles de buques pertenecientes a todas los períodos de la Historia, se encuentran hundidos en los océanos del planeta y producidos por temporales o atacados por los piratas.

 

Con motivo de lo acontecido con los “cazatesoros” de Odyssey en el año 2007 sobre la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, de 1786, se ha diseñado un Plan Nacional para la Protección del Patrimonio Nacional Subacuático, todavía a falta de trasladar a la legislación, pero que ha cambiado el panorama internacional. Desde 2001 la Convención de la Unesco ya especifica que los países propietarios de los buques mantienen su “inmunidad soberana” sobre los mismos, estén donde estén hundidos. Sin embargo los “cazatesoros” siguen quebrantando las leyes y se siguen vendiendo en el mercado negro la mayoría de las piezas así obtenidas.

 

España a documentado del orden de 1500 naufragios españoles, aunque se presupone que la cifra podría ser dos o tres veces más.

 

Después de las transferencias a las Comunidades Autónomas de este tipo de investigaciones, tres Centros estudian este patrimonio: En Andalucía en la playa de la Caleta en Cádiz, creado en 1997; el de la Comunidad Valenciana, creado en 1986 con sede en el Puerto de Burriana (Castellón) y el catalán, en Gerona, fundado en 1992.H

 

Historialia.